Los beneficios de la inmigración para los trabajadores locales


La inmigración, aun cuando tenga perjudicados individualmente, beneficia al conjunto de la sociedad. Los trabajadores locales tienen, entre otros, beneficios como consumidores o como contribuyentes.

Cuando hablamos de migraciones una de las primeras preguntas que surgen es la de qué ganan los trabajadores locales con la llegada de trabajadores de fuera. En principio la llegada de inmigrantes incrementa el número de personas que quieren ofrecerse para trabajar a un salario dado. Eso llevará a que se contrate a más trabajadores pero a un salario menor. Esa disminución de salario les perjudica.

Sin embargo, la llegada de inmigrantes no afecta a todos los trabajadores por igual.La inmigración fundamentalmente se centra en aquellos sectores donde hay más empresas queriendo contratar que trabajadores dispuestos a contratar. Las personas que se desplazan de su país para buscar un trabajo rara vez lo suelen buscar en un sector con mucho paro. Incluso en situaciones en las que hay mucho paro suele haber sectores donde se produce una situación de exceso de demanda de trabajo, es decir,mayor demanda que oferta de trabajo. En economía  se denomina demanda de trabajo a la que realizan las empresas y oferta a la que realizan los trabajadores. Un ejemplo de sector donde hubo exceso de demanda de trabajo fue el de la construcción en España. La subida de salarios y la llegada de inmigrantes fueron los mecanismos mediante los cuales el mercado reducía ese exceso de demanda. En este caso, los trabajadores nacionales de la construcción se vieron perjudicados por la llegada de inmigrantes durante la época de auge de la construcción en España. Su salario fue menor del que hubiese sido.

Los trabajadores de los sectores donde no hay más demanda por parte de las empresas que trabajadores queriendo contratar, una gran parte de los sectores, se ven beneficiados. Se ven beneficiados en su faceta de consumidores. La disminución de salarios provoca una disminución de costes y ésta una reducción en los precios. Por ejemplo, el acceso a prestaciones para personas dependientes hubiese resultado más caro de no haberse producido la llegada de inmigrantes.

Por otro lado, las empresas también se benefician de la llegada de inmigrantes. Los inmigrantes y las empresas para las que trabajan pueden ser potenciales clientes o proveedores. Si se incrementa la demanda de la empresa los trabajadores verán como se incrementa el valor de lo que producen y con ello su sueldo será mayor y se contratará más personas. Por otro lado si los proveedores trabajan más barato de lo que lo harían sin inmigración el coste para la empresa será menor, lo que también llevará a mayor contratación de trabajadores.

Como contribuyentes y como usuarios de servicios que presta el Estado el efecto es ambiguo. Existen mayores ingresos pero también mayores gastos. Aunque también hay que tener en cuenta que muchos gastos públicos no crecen en la misma proporción que lo hace la población. Esa es la razón por la que prestar servicios es más barato en zonas con alta densidad de población que en zonas despobladas.

Pero, por encima de todo, los trabajadores se benefician de lo que supone la apertura de un país al exterior. En un mundo en el que los bienes, los servicios, las finanzas o el intercambio de información cada vez son más internacionales es muy difícil pretender limitar demasiado las migraciones.

Lo que sucede es que los beneficios de la inmigración  no se reparten por igual entre todos los trabajadores. Aunque los efectos de la inmigración sean, en conjunto, beneficiosos la inmigración produce perjuicios a personas concretas. En este caso, como en otros  muchos, teóricamente se podría compensar a los perjudicados por la inmigración y el resto seguiría ganando con la llegada de inmigrantes. Lo que sucede es que nadie es compensado por los perjuicios sufridos y es esa minoría perjudicada la que critica la inmigración, aunque sea muy beneficiosa para el conjunto. Muchas veces su opinión es muy tenida en cuenta porque los beneficios se reparten entre toda la sociedad y los perjuicios entre muy pocas personas, pero muy directamente afectadas. Y es mucho más probable que los perjudicados voten  a aquellos partidos que defiendan lo que a ellos les interesa, porque se ven muy directamente afectados, que cualquier otra persona decida su voto en función de cuestiones que, aunque sean de interés general, no les afecta tan directamente.

Acerca de Gonzalo García Abad

Licenciado en Economía con amplio interés en la Fiscalidad, la Contabilidad, las Finanzas y el Derecho.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Los beneficios de la inmigración para los trabajadores locales

  1. Espartano dijo:

    La inmigración unicamente favorece a las partes explotadoras, ya que el aumento brusco de población hace incrementar el nivel de vida, ademas de reducir las posibilidades de encontrar trabajo, sin olvidar que impide aumentar los salarios de los trabajadores que se niegan a trabajar por un sueldo miserable, que debe ser forzado a aumentar.

    Casualmente los paises mas homogenos son los mas properos del mundo, vease antiguamente USA o Europa…Hoy es China, Japon e Israel… Casualmente paises prosperos fuertes y mono-etnicos!

    Una Europa, Europea! Terrible idea digna de gulag!

    Me gusta

    • Espartano, muchas gracias por su comentario. Cuando se refiere a que se incrementa el nivel de vida, que sería bueno, supongo que se refiere al coste de la vida. Yo no creo que sea así. El incremento de la población permite aprovechar mejor los importantes coste fijos que tienen muchas actividades. Además, existen muchos servicios en los que, cuantas más personas se adhieran a una red, más útil es ese servicio para los usuarios que ya están en la red. Y el principal beneficio es el abaratamiento de muchos bienes y servicios en cuya producción participan esos trabajadores que llegan del extranjero.

      El perjuicio para los trabajadores de esos sectores concretos es, como explico en la entrada, el más visible. Uno de los retos de la inmigración está en compensar a estos trabajadores que salen perjudicados.

      No estoy de acuerdo en lo de los países más monoétnicos. Europa es un conjunto de pueblos con distintas lenguas, culturas e incluso religiones. Los EEUU reflejan también esa diversidad, enriquecida con cada nueva generación de inmigrantes. China es un conglomerado de culturas orientales. Japón sería el más monoétnico, pero siempre teniendo en cuenta que es un país que hace un importante esfuerzo por buscar lo mejor de diferentes culturas del resto del mundo. Israel es un conjunto de grupos judíos que regresaron de la diáspora por muchos lugares del mundo.

      Un cordial saludo.

      Me gusta

  2. Pingback: ¿Qué es eso de la vieja Europa? | Entre vertientes

  3. Pingback: La lucha por el espacio de moderación | Entre vertientes

  4. Pingback: ¿El principal problema de los españoles es el paro? | Argumentos económicos

  5. Pingback: Golpe al TPP: 9 lecciones a extraer | Argumentos económicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s