9 beneficios de la estabilidad laboral


La estabilidad laboral es vista por muchas personas como algo del pasado. Sí es cierto que los contratos temporales pueden aportar una flexibilidad muy necesaria en muchas situaciones, sí es cierto que existen circunstancias en las que los despidos son irremediables, pero no es menos cierto que el contrato fijo y la estabilidad laboral aportan grandes beneficios a empresas y trabajadores y generan beneficios para el conjunto de la economía.

1) La estabilidad laboral es esencial en los proyectos más ambiciosos a largo plazo

Las inversiones importantes, los proyectos innovadores, los contratos a largo plazo con buenos clientes son algunos ejemplos de proyectos que requieren un tiempo y muchas clases de esfuerzos por parte de la empresa. En esos esfuerzos, el protagonismo de los trabajadores en la implicación personal con el proyecto es clave y para ello se requiere una estabilidad laboral, una permanencia duradera en el tiempo dentro del proyecto.

Pero, más aún, la experiencia del trabajador tiene un valor estratégico para la empresa que no querría ver cómo acaba ese valor en manos de su competencia. La estabilidad laboral actúa para la empresa como remedio contra la pérdida de capital humano.

2) La estabilidad laboral favorece las políticas de formación dentro de la empresa

La formación laboral puede mejorar la calidad del trabajo realizado por los empleados de la empresa, por lo que puede ser entendida como una inversión. Se incurre en unos costes de formación para recuperar los desembolsos en el futuro por la vía de un incremento de la productividad de los trabajadores de la empresa. La estabilidad laboral es necesaria para que exista ese futuro en el que recuperamos la inversión.

Además, algunos programas ambiciosos de formación requieren de tiempo para impartirse, lo cual solamente es posible en un contexto de estabilidad laboral.

3) La estabilidad laboral ayuda a capitalizar la experiencia

La repetición de una determinada tarea, observando los aciertos y errores; el examen de las oportunidades de mejora; la experimentación de nuevas misiones dentro de la empresa o la creación de una red de contactos dentro y fuera de la empresa son algunos ejemplos de actividades laborales que se ven beneficiadas con el paso de un tiempo.

Si bien es cierto que el tiempo más fructífero es el del comienzo, donde todo lo nuevo puede aportar mucho al trabajador que se incorpora, no es menos cierto que el conocimiento de los trabajadores más experimentados dentro de la empresa facilita enormemente ese proceso. La experiencia de quienes llevan mucho tiempo dentro de la empresa ayuda a fijar el conocimiento dentro de ella, a afianzar lo que mejor sabe hacer la empresa. Pero, para que existan trabajadores muy experimentados, es necesario que hayan disfrutado previamente de una estabilidad laboral

4) La estabilidad laboral puede mejorar la motivación de los trabajadores

La estabilidad laboral bien gestionada puede generar en los trabajadores el sentimiento de pertenencia a una empresa y unos proyectos que merecen la pena, por los que tiene cuenta luchar.

Por otro lado, la estabilidad laboral genera un mayor conocimiento de los responsables de la empresa sobre los resortes que mueven la motivación de sus trabajadores. El trato es una fuente de conocimiento de cuáles son los incentivos que mueven el comportamiento de cada uno de los trabajadores.

5) La estabilidad laboral puede generar una referencia positiva para el cliente

La clientela habitual es uno de los tesoros más preciados de cualquier empresa. Pero los clientes habituales, especialmente en los servicios con una atención directa al público, requieren una atención personal y una referencia. Encontrarse siempre a las mismas personas, que conocen al cliente, aporta un conocimiento y una confianza en que esas personas sabrán encontrar la solución idónea para cada situación conforme a sus preferencias personales. Conocer algunos detalles clave de las personas requiere tiempo, por lo que se necesita estabilidad laboral.

Ese conocimiento acumulado sobre el cliente tiene un valor, al eliminar incertidumbres.  El trabajador sabe lo que el cliente espera de él y el cliente sabe que el trabajador es consciente de su responsabilidad.

6) La estabilidad laboral mejora psicológicamente a los trabajadores

La estabilidad laboral es una forma de estabilidad que aporta su granito de arena (importante granito de arena) a la estabilidad vital de los trabajadores. El trabajo estable ayuda a planificar proyectos vitales, sabiendo que es menos probable encontrarse sin recursos materiales para afrontarlos.

La estabilidad laboral elimina una fuente de preocupaciones perjudiciales para el trabajador. Algunas de esas preocupaciones pueden generar respuestas físicas y psicológicas equivocadas ante la presión. El trabajador sin estabilidad laboral puede sentir que, haga lo que haga, sus proyectos vitales y sus anhelos son inviables, lo que merma su capacidad de adaptación y respuesta ante la presión.

7) La estabilidad laboral ayuda a la formación de equipos

Una parte del éxito de las empresas depende de la formación de equipos bien conjuntados en áreas clave. Eso no se consigue solamente buscando a los profesionales más adecuados, sino generando un conjunto de relaciones positivas entre ellos, en las que el trabajo de cada uno refuerce el trabajo de los demás. Tejer esa relación positiva requiere de un tiempo, tiempo que reclama estabilidad laboral entre los miembros del equipo.

Incluso la marcha o la pérdida por cualquier motivo de miembros del equipo es un proceso de aprendizaje dentro de la empresa que requiere un tiempo, una estabilidad.

8) La estabilidad laboral genera responsabilidad

En toda empresa es esencial la responsabilidad, entendida como la actitud de hacerse cargo de los cometidos encomendados, pero también de saber responder y rendir cuentas. Pero, para responder y rendir cuentas, se necesita una permanencia.

El trabajador que no va a permanecer dentro de la empresa no tiene los mismos incentivos a la responsabilidad, porque es probable que cuando se observen los resultados de su trabajo ya esté fuera de la empresa. La estabilidad laboral aporta la permanencia necesaria para la responsabilidad.

9) La estabilidad laboral puede contribuir a generar acomodación, pero eso es un reto para la empresa

Sí, la estabilidad laboral puede generar el efecto pernicioso de la acomodación. El trabajador puede pensar que, como su trabajo es estable, no necesita ganarse el puesto. Pero evitar la acomodación es un reto para toda clase de empresas. Las empresas deben evitar caer en la repetición de los mismos errores y no deben intentar ofrecer siempre las mismas soluciones al cliente, con independencia de que los problemas y necesidades del cliente cambien.

Ninguna empresa que no quiera ir directa al fracaso puede ignorar la amenaza de la acomodación. La acomodación no solamente depende de la estabilidad laboral. Evitar la estabilidad laboral solamente contribuye a “maquillar” el problema, a retrasarlo un poco, pero los efectos de la acomodación pueden ser devastadores. Tomar conciencia de que la acomodación se ha asentado en una empresa es el primer paso para diseñar planes para vencerla y construir una empresa mejor.

Acerca de Gonzalo García Abad

Licenciado en Economía con amplio interés en la Fiscalidad, la Contabilidad, las Finanzas y el Derecho.
Esta entrada fue publicada en Economía Laboral, Empresa y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 9 beneficios de la estabilidad laboral

  1. Pingback: ¿Retrasar la edad de jubilación aumentará las cotizaciones? | Argumentos económicos

  2. Maritza Evans dijo:

    Las empresas deben estar consientes que las generaciones van cambiando y tienen que hacer los cambios necesarios. Para mi generación (babyboomers), tener estabilidad laboral era primordial sin embargo, para la generación Y no es igual.

    Me gusta

    • Muchas gracias, Maritza. Sí, es cierto que cada generación afronta unas circunstancias diferentes. En ese sentido, muchísimo tiene que cambiar la situación para que la generación Y se caracterice por la estabilidad laboral. Más bien parece que será una generación que aporte flexibilidad, lo cual también tiene importantes beneficios. Pero no se debe descartar que otras generaciones posteriores se caractericen por una mayor estabilidad laboral, porque los beneficios de la estabilidad laboral también son importantes.

      En mi opinión, en estos momentos, se está viviendo un momento en el que cada vez se identifican con mayor claridad dos sectores dentro de los mercados laborales. En los sectores con proyectos más complejos e innovadores, los puestos clave tienden a cubrirse con una cierta vocación de estabilidad. No obstante, en esos sectores, también existen fichajes que tienden a dar cierta flexibilidad y competitividad.

      En los sectores más maduros, en los que es más sencillo intercambiar un trabajador por otro, es una ventaja importante tener mayor flexibilidad para adaptarse a las evoluciones de la demanda y de determinados costes de producción, como el coste de la energía, por ejemplo.

      Reciba un cordial saludo,

      Gonzalo Garcia Abad.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s