Las luces y las sombras económicas del Gobierno de Adolfo Suárez


El consenso fue el gran acierto del Gobierno de Adolfo Suárez; porque trajo la democracia, la paz y la convivencia; pero también fue la gran fuente de problemas.

Lamentablemente, cuando esto escribo parece ser que se encuentra en la última etapa de su vida Adolfo Suárez, quien fue presidente del Gobierno español entre mediados de 1976 y comienzos de 1981. Además de presidente del Gobierno, fue una de las figuras más importantes de la Transición Española.Analicemos lo que, a mi modo de ver, son las luces y las sombras de este período.

Las luces del Gobierno de Adolfo Suárez

El Gobierno de Adolfo Suárez diseña algunas de las normas más importantes, con una enorme influencia hasta nuestros días. Pensemos que en esos años se aprueban leyes muy importantes. La primera ley importante fue la ley de Reforma Política, que sentó las bases del proceso constituyente. Se aprobó una Ley General Presupuestaria, elemento clave de nuestro Derecho Presupuestario. Se aprobaron leyes  con una importancia social muy grande  como la ley sobre regulación del derecho de asociación sindical; la ley de Amnistía; la Ley sobre despenalización del adulterio y del amancebamiento; la Ley de elecciones locales, que posibilitó  lo que luego serían las elecciones municipales democráticas,la Ley de la Policía, la Ley de Partido Políticos; así como varias modificaciones del Código Penal, como la Ley de modificación del Código Penal para tipificar el delito de tortura. Con ellas se posibilitó la llegada de ese proceso que culmina en la Constitución. Además, se aprueban  leyes de  impuestos tales como el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el Impuesto sobre Sociedades o los Impuestos Especiales. También se aprueban dos Estatutos de Autonomía, los primeros, el vasco y el catalán. Con las Autonomías llegó la primera Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas. Se aprobó la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional, órgano de importancia clave. Se sentaron las nuevas  bases de la Justicia, con la Ley Orgánica del Poder Judicial. Se aprobaron muchas otras leyes que abordaron  muy diversos asuntos; desde los contratos de seguro a los montes vecinales en mano común, pasando por Colegios Profesionales, Parques Nacionales o la donación de órganos. También se participó en muchos Convenios Internacionales.

Siendo importantes estas leyes, el gran proyecto de aquellos tiempos fue la Constitución Española. La Constitución Española sigue siendo la norma más importante en nuestros días. El primer motivo es porque ninguna norma de rango inferior puede ir contra la Constitución. Ello es muy importante porque la Constitución no es un mero programa. Ha de cumplirse. Los jueces y los Tribunales la aplican directamente y, en caso de considerar que una Ley es inconstitucional han de plantear una cuestión de inconstitucionalidad. Los recursos de inconstitucionalidad, que presentan grupos y órganos políticos, y los conflictos de competencias contribuyen a reforzar el cumplimiento de la Constitución.

La segunda razón por la que la Constitución es importante es porque tiene mecanismos especialmente complejos de revisión. Es decir, está pensada para que su revisión o reforma exija un gran consenso, similar al que tuvo la aprobación de la Constitución en su momento.

Ese consenso es la clave de la Constitución Española. En el proceso de creación de la Constitución Española y de los Estatutos de Autonomía participaron todos los partidos políticos actuales de una u otra manera, salvo los simpatizantes de ETA. Ese es el gran logro de esta etapa. Se satisfizo la que era la principal necesidad para una gran mayoría de Españoles, que no era otra que la paz y la convivencia. En la misma mesa se sentaron personas de las diferentes tendencias políticas de la derecha y de la izquierda, además de los nacionalistas. Además, se llegó a acuerdos importantes.  No nos debemos olvidar que, después de una guerra civil, era muy difícil para las personas de ambos bandos tener enfrente a los que fueron sus enemigos. Tampoco se nos debe olvidar que después de una guerra, o incluso después de algún tipo de revolución violenta, muchos países no han sido capaces de superarlo y han vuelto a tener conflictos muy violentos. Por desgracia hay muchos ejemplos actuales.

Dentro del propio contenido de la Constitución dos son los mayores logros, a mi modo de ver. El primero, y más evidente, es la llegada de las elecciones; el segundo, y no menos importante, el establecimiento de los Derechos Fundamentales. Además de satisfacer un deseo de muchísimos españoles, la llegada de las libertades, en la medida en que está relacionada con su existencia en un gran número de países de nuestro entorno, nos sitúa en mucha mejor posición en las relaciones internacionales. Se comienza, poco a poco, a escuchar internacionalmente la voz de España.

Las sombras del Gobierno de Adolfo Suárez

Precisamente el  consenso, que fue la gran virtud, también fue el origen de los grandes problemas. El consenso puede ser una forma muy oportuna de resolver algunos problemas, lo fue en el pacto de la Constitución, que nos trajo el bien más preciado: la paz y la convivencia.Sin embargo el consenso no resuelve todos los problemas. En principio, lo lógico es que cada uno defienda sus propias posiciones, aunque  el acuerdo puede, en ocasiones ser bueno para ambos. El problema es que en las negociaciones no suelen participar en la mesa de negociación nada más que quienes están muy afectados por lo que se trata. Hubo momentos en que huir del conflicto fue un objetivo en sí mismo. Para evitar las tensiones sindicales se incrementaron salarios. Y, como resultado crecían los precios.El consumidor se ve perjudicado con negociaciones en las que no participa. La competitividad internacional de la economía española disminuye.

Son muchos los colectivos que, en estos tiempos, se resisten a reformas que beneficiarían al conjunto de los españoles precisamente porque obtuvieron determinadas ventajas en aquellos días.

Otro problema fue que hubo titubeos en la orientación de la política económica. España salía de un período en el que existían muchos sectores muy protegidos, algunos con pérdidas y fuertemente subvencionados. España se dirigía a unas negociaciones que, unos pocos años más tarde, culminarían con la entrada de España en las Comunidades Europeas. En muchos ámbitos, la economía de aquellos años estaba exageradamente intervenida. Esa intervención, sobre todo cuando estaba acompañada de subvenciones a determinados sectores, era incompatible con unas Comunidades Europeas que exigían una orientación hacia el libre comercio. Hubiese sido positivo adentrase más en ese proceso liberalizador, ya que la futura participación de España en el proceso de construcción europea era más que probable. Lo que sucede es que políticamente ese proceso era muy complicado para aquellos momentos.

Valoración general

En mi opinión, la valoración  que se puede hacer es, en general, positiva. Se consiguió lo que más querían los españoles: democracia, paz, convivencia. Hubo que realizar muchos pactos en los que, con frecuencia, cedió el interés general ante el interés particular de alguno de los múltiples grupos que, sin concesiones, no hubiesen participado del consenso general. Así se hizo con múltiples grupos: el sindicalismo, las personas bien situadas en el régimen de Franco, los nacionalistas, los comunistas, los socialistas, los demócratas de corte liberal, los monárquicos, etc. La Constitución Española fue la gran obra de aquella época, pero no debemos olvidarnos del enorme impulso reformista que llevó a la aprobación de muchas leyes trascendentales.

Acerca de Gonzalo García Abad

Licenciado en Economía con amplio interés en la Fiscalidad, la Contabilidad, las Finanzas y el Derecho.
Esta entrada fue publicada en Economía de España, Opiniones y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Las luces y las sombras económicas del Gobierno de Adolfo Suárez

  1. Pingback: Cuatro décadas de la economía española | Argumentos económicos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s